Importante-invisible

Uno no puede ver lo importante echando un fugaz vistazo. No puede comprender la totalidad investigando solo una parte.

Lo importante nunca está a la vista: nunca está fuera. No es el tatuaje, es lo que significa. No es esa camiseta, es quién te la regaló. No son las zapatillas sino los caminos andados. Lo importante se oculta tras capas de visibilidad que pueden distraernos de lo invisible. Las risas no se ven. Ni ese abrazo en la estación. Ni los recuerdos detrás de los párpados.

No se ve lo que solo existe en el mundo de las ideas. Ahora lo importante se tergiversa continuamente. Se cree que lo importante es contarlo en lugar de hacerlo. Hacerlo todo pero hacerlo mal, en lugar de hacer lo que se pueda pero hacerlo bien. Yo desde agosto no cojo un avión, pero ese último viaje fue tan perfecto que la batería del móvil me duró una semana.

A eso me refiero. A cultivar lo importante. A optar por el fuego lento. Por los detalles. Por lo verdadero.

A apostar por alguien y por su caos y entender que lo importante no se cuenta en cuatro días. pero que el triunfo del amor, su máximo exponente, sucede cuando lo que te importa y me importa confluyen.

Anuncios

Deja unas palabritas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s