Tenías

Tenías, no sé, algo incierto grabado en la mirada. Como un quiero y no puedo que me volvía loca. Que me sigue poniendo contra las cuerdas ahora que ya sólo es un recuerdo esfumado.
Tenías la vida patas arribas y querías que yo fuera tu brújula. Yo, que me perdí nada más verte. Que a cada una de tus dudas naufragaba sin remedio. Yo, que a pesar de todo, me encontré después de ti. Flotando como un milagro rodeado de ruinas. Nadando. Sobreviviendo.
Tenías, no sé, una señal de alarma en los labios. Un “vete antes de que sea tarde” demasiado fácil de ignorar. Aun con todo, al final me fui. Tuve que irme. No era tarde ni pronto. Era entonces. Era, fue, el único momento en que un naufragio pudo acabar en playa.
23affc1aecff6f0ed458bff87ef2e356
Anuncios

6 respuestas a “Tenías

  1. Y amores en los que una vez perdida…es muy difícil salir sin que alguien salga herido…normalmente, quien menos lo merece, quien lo ha dado todo y más….

Deja unas palabritas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s