El de todos los gracias

¡Este año fue excelente! Gracias por haber formado parte de él.

No, en serio. Moñeces de Facebook aparte, se acerca ese día tan señalado del calendario gregoriano que le pone punto y final al año. Para muchos, es inevitable mirar atrás para hacer balance. Para otros, lo es adelantarse al tiempo para formular buenos propósitos, o propósitos al menos. A mí, particularmente, me gusta dar las gracias por lo bueno, pero sobre todo por lo malo. Porque ya sabéis, “ningún mar en calma hizo experto a un marinero” y todo eso.

Y como mucho tendría que cambiar mi rumbo para poder pronunciar uno de esos sentidos y tediosos discursos de agradecimiento tras recoger un Oscar vestida de rojo Valentino, me desquitaré con este sentido y tedioso post, eso sí, vestida con mi más cutre sudadera y mis pantalones de pijama con corazones. Ahí van todos mis gracias.

934918fb5dfb5c903366ca457b6d1f19

Gracias por la risa, por los sueños, por los cambios.

Gracias por mi pared morada. Por las flores, por la luz, por el sol en las pestañas.

Gracias por la familia y las rosquilletas.

Gracias por las amigas de toda la vida, y por las amigas de media vida. Gracias por Noelia. Gracias, gracias.

Gracias por los pelos, las escamas y las plumas.

aa05fb6c3e52bbb325ff966c4beea61c

Gracias por Elie Saab y por todas las fashion weeks. Gracias por Taylor y por su street style.

Gracias por ” A Sky Full of Stars” y por las palmas después de cada “so-no-one-told-you-life-was-gonna-be-this-way“.

Gracias por las trenzas, por los moños con lápiz, por mi sudadera de lunares y mi pintauñas negro.

Gracias por la mousse de chocolate blanco, por el bizcocho de coco y por el zumo de naranja.

Gracias por las mantas, las zapatillas y las maxibufandas. Por el césped y el cielo azul.

70d092f6d124df50e9176739ad82704b

Gracias por “Los Humanos” y el resto de letras.

Gracias por el valor y el miedo.

Por los abrazos y los besos.

Gracias por lo nuevo, lo viejo y lo absurdo. Por lo pequeño y por lo grande. Por las lágrimas liberadoras y las carcajadas curativas. Por todos los sís y los nos.

Gracias por el de siempre y el de nunca. Por lo que me dijeron que no se podía (y sí, se está pudiendo). Gracias por todo lo aprendido.

38ca55ab20f19249095586e90e2b3ccc

Gracias por haber leído hasta aquí. Los guardias de seguridad de la Academia ya me habrían echado a patadas del Dolby Theatre hace rato.

Gracias, Tejetintas. Gracias, 2014.

2015, me gusta cómo me miras.

Anuncios

22 respuestas a “El de todos los gracias

  1. Gracias por compartir este peculiar agradecimiento, 2015… estira la mano y coge lo que quieras del futuro.

  2. ¿Pared morada? Uff lo siento, odio el morado, no me gusta nada… es verdad que me gusta menos el color pistacho, aunque esa es otra historia que ya he contado muchas veces jajajaja
    Venga ahora en serio. Me encanta la patada de positividad que me pegas por las mañanas cuando llego un lunes de mal humor a la oficina. No sé si esta patada me durará para todo un año, pero no dudo que habrá más.
    ¿Gracias? Gracias a ti!

    1. pues te encantaría mi casa, mis sofás son verdes! jajaja Has empezado mal, pero te perdono porque has terminado bien. Gracias a ti por leerme! Y, por cierto, el pistacho para pared está completamente “demodé”, pero el violeta es tendencia, te lo digo yo que sé de lo que hablo! jajaja

      1. jajajajaja el verde no me disgusta… es que… las paredes de mi ofi son color pistacho… creo que eso debe darte alguna pista!! 😉

  3. Gracias a ti! Me encantan todos y cada uno de tus posts! Espero que este nuevo año sea mejor que el anterior, besitossssssssss inmensossssssssss

  4. Chica!
    En un mundo en el que la tendencia habitual es escuchar quejas y lamentos, es un placer encontrar a alguien como tú.
    Brillas con luz propia.
    Tus palabras tienen mágia.
    El 2015 te mira bien. Por algo será…

  5. Gracias por seguir escribiendo aunque yo no tenga tiempo a leerte (eso va a cambiar). Gracias por ser la primera en comentarme cuando retomo el blog (lo sabía). Gracias por seguir siendo mi amiga aunque no nos veamos (de hecho, uno de mis propósitos de 2015 nuevos es verte). Gracias por ser tú. Te quiero, Nurinur.

    1. Lo que unió el vestido verde de Keira Knightley en “Expiación”, los repasos a las alfombras rojas en clases aburridas, el Pet Society y las meriendas procesadas entre aulario y aulario, que no lo separen un puñado de quilómetros. I love you, mi Audrey favorita! 🙂 Nos vemos prontito!

Deja unas palabritas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s