4 respuestas a “Redención

  1. “Y es milagroso que siga siendo cuando deja de ser tantas veces”. Había leído esta frase… Me gusto mucho y la retuve en mi cerebro. Luego, unas horas más tarde, —probablemente saliendo de mi subconsciente— la recordé al ver como el césped del jardín brota con fuerza y vigor cada semana, más verde, más desafiante, más convencido que nunca… A pesar de que se corta de raíz todas las semanas… Pero vuelve a crecer, a resurgir de las cenizas de la tierra. El amor debe aprender del césped a no morir nunca, aunque se holle o se corte un millón de veces. Seguramente que habrá una vez en la que ya nadie le impida crecer nunca y se manifieste y se exprese en tos su esplendor. Eso sólo ocurrirá si sigue, inasequible al desaliento, brotando cada día.

Deja unas palabritas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s