Sálvate

Es tentador. Estar devastado por la última guerra y dejarse naufragar. Dejar de nadar. Es tentador. Pasa todas las veces. Aunque sea solo por un segundo, pasa. Es tentador y es humano sentir que no hay fuerzas y que quizá haya alguien en el mundo que sí las tenga y a quien no le cueste … More Sálvate

Amores de baile en la plaza del pueblo y vasos de leche caliente en la cama

De vez en cuando me viene a la memoria. Era una noche de agosto tan bochornosa en el exterior como fresca en el interior de nuestra casa del pueblo. Benditos techos altos y muros gruesos, cómo los echo de menos. Toda mi familia, excepto mi abuela, había salido a dar una vuelta por la feria, … More Amores de baile en la plaza del pueblo y vasos de leche caliente en la cama

La chica del trench y la melena agradecida que se quiere y te quiere

Cuando era pequeña soñaba conmigo de mayor. Soñaba, no me preguntéis por qué, con una chica con gabardina y pelo largo y ondulado (lo cual, visto desde el presente, me convertía en una pequeña visionaria, ya que en los noventa se llevaban más los anoraks y las medias melenas lisas con flequillo, como la mía … More La chica del trench y la melena agradecida que se quiere y te quiere

Déjale encontrarte

Tengo unas amigas que valen millones, y ese, perfectamente, podría ser el título de este post aunque no lo sea. Por separado no estamos mal (qué co**, estamos genial), pero es que juntas siempre sumamos. Aunque (como siempre) tarden horas en atendernos en el café (de siempre) y aunque ,a pesar de ello, todas sepamos … More Déjale encontrarte

Destino: tú

—Y tú, ¿crees en el destino?  —A veces. A días. Quién sabe. —¿Y ahora? Y casi entonces llegó él. Aquel día el destino se había propuesto convencerme de su existencia. Hacerme creer en él como creo en los poderes curativos de un par de bocados a una tableta de chocolate (blanco). Sin embargo, su propósito era … More Destino: tú

Tú. Sí, tú. Estás ahí plantado al otro lado del cristal. Yo, sentada en el autobús que ya debería llevar mi nombre por la cantidad de veces que me lleva y me trae, me doy cuenta de que existes. De que es muy probable que tengas calor porque tu piel desprende un tenue brillo que … More

Sincericidio

No es justo que alguien como yo se queje de los silencios. Yo he callado, queriendo hablar, mucho más de lo que me podía permitir. Y no sé si porque he dejado de hacerlo o porque todavía lo hago, siento que odio cada vez más todas las palabras que se quedan varadas en alguna orilla, … More Sincericidio