Las Tazas Locas

Todavía era pequeña cuando aprendí que no soy fan de la adrenalina. Nunca me gustaron las emociones fuertes, ni los sustos, ni jugar a las tinieblas o al escondite si la que se escondía era yo. No fui una cobardica, de verdad. Simplemente, me gustaba pisar por terreno firme. Siempre me angustió la incertidumbre, lo … More Las Tazas Locas

Valer (la pena)

valer la pena algo o alguien 1. loc. verb. Ser interesante o importante o merecer el trabajo que cuesta. Dicen que para decidir si seguir manteniendo una situación o acabar con ella hay que fijarse en si te compensa. “Pero a ver, ¿te vale la pena? Si pones en una balanza lo bueno y lo … More Valer (la pena)

Amores de baile en la plaza del pueblo y vasos de leche caliente en la cama

De vez en cuando me viene a la memoria. Era una noche de agosto tan bochornosa en el exterior como fresca en el interior de nuestra casa del pueblo. Benditos techos altos y muros gruesos, cómo los echo de menos. Toda mi familia, excepto mi abuela, había salido a dar una vuelta por la feria, … More Amores de baile en la plaza del pueblo y vasos de leche caliente en la cama

El Amor siempre se recuerda porque el Amor nunca se termina

Solía creer que de lo bueno no se aprende nada. “Lo bueno se disfruta. Lo malo te alecciona. El corazón olvida las caricias, por mucho que las haya disfrutado, pero nunca olvida las patadas, por mucho que las haya perdonado”. Solía creer muchas cosas, pero entonces llegó el amor, ese amor mayúsculo del que hablan … More El Amor siempre se recuerda porque el Amor nunca se termina

Silverio

Mi último viaje en tren no fue un viaje en tren cualquiera. No solo porque a mitad camino entre la casa de alguna gente y mi casa nos quedáramos parados después de que una mujer decidiera arrojarse a las vías, sino porque durante el trayecto conocí a Silverio (o así creo que se llamaba). Silverio … More Silverio

Exactamente así

Recordaba perfectamente aquel día, lo cual hubiese sido lógico de no ser porque fue un día de lo más normal y de lo más corriente. Era la misma calle de siempre por la que pasó, las mismas zapatillas de siempre con las que la pisó y alguna de las mismas canciones de siempre la que la … More Exactamente así

Destino: tú

—Y tú, ¿crees en el destino?  —A veces. A días. Quién sabe. —¿Y ahora? Y casi entonces llegó él. Aquel día el destino se había propuesto convencerme de su existencia. Hacerme creer en él como creo en los poderes curativos de un par de bocados a una tableta de chocolate (blanco). Sin embargo, su propósito era … More Destino: tú

La cama feliz

Antes de él su cama estaba enferma. Le faltaban besos, le sobraba falsa calma. Permanecía, la cama, siempre quieta, saturada de recuerdos grises, de palabras enquistadas, de expectación defraudada. Pero ahora algo se movía entre las sábanas. Se oían risas que nacían de los pliegues de la tela de algodón blanco. Hasta podía distinguirse claramente … More La cama feliz